¿Crisis?, ¡DIOS PROVEERÁ!

Eran los días de la crisis y mi situación económica no era la excepción. Me acababa de subir al auto para iniciar el día laboral cuando observé en el jardín de la iglesia vecina unos gorriones saltando sobre el pasto como buscando su alimento. Lleno de compasión y proyectando en ellos la dificultad por la que yo atravesaba pensé: “Pobres animalitos. Tener que buscar su sustento de una manera tan difícil, expuestos a las condiciones climáticas y la adversidad.”

Con un suspiro me dispuse a encender el auto cuando de pronto escuché una voz en mi mente que decía: “Mira otra vez…”

Obediente me volví a mirar, allí estaba la misma escena, los gorriones aparentemente “luchando” por conseguir el sustento del día, sin embargo, observando ahora con cuidado me percaté de cómo la brisa mañanera sacudía las ramas de los árboles, haciendo que los rayos de luz solar se filtraran entre las hojas como dedos que señalaban sobre el pasto la ubicación exacta de las semillas e insectos que los gorriones luego recogían en cada salto. La luz parecía decirles: “Aquí…, aquí…, y aquí también…”

Conmovido por la lección sonreí, encendí el auto y continúe con mi día, pero ahora con la absoluta certeza de que la llamada “crisis” solo existía en nuestras mentes y que se nos proveería de todo lo que necesitáramos.

Que tus días transcurran como el de las aves, abrazados por el luminoso y compasivo cielo.

Deja un comentario

De la mente de miedo a la mente de amor con TAT

Descargar ahora la GUÍA GRATUITA

NOMBRE

EMAIL

Responsable: Enrique Villanueva Finalidad: Gestionar el envío del ebook y otras notificaciones sobre psicología y desarrollo personal.

Legitimación: Consentimiento del interesado Destinatarios: Los datos que me vas a facilitar a través de este formulario van a ser tratados por Enrique Villanueva como único responsable y almacenado en los servidores de Mailchimp, mi proveedor de email marketing, ubicado en EEUU, que trabaja con estas políticas de privacidad. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como como todos los derechos dentro del RGPD.